Desaparece el Algodón Pima

martes, 29 de abril de 2008



Juan Francisco Rojas

El cultivo del algodón PIMA en Piura podría desaparecer. De las 65 000,00 hectáreas que llegaron a sembrarse en el pasado, este año únicamente se sembrarían 8 000,00. Los pequeños productores subsisten en la miseria, gracias a los precios ínfimos que les pagan por el valioso producto. Los pesticidas han sufrido incrementos del orden del 80% y los fertilizantes más del 100%. El desaliento y la sensación de abuso son marcados. Todo parece indicar que se está tocando fondo.
¿Cuáles son las causas? La primera es la estructura oligopsónica del mercado, es decir, la existencia de pocos compradores que explica el precio ínfimo que se paga. La segunda es el ingreso de algodón subsidiado desde los Estados Unidos que distorsiona cualquier acción eficiente de los productores y mata la potencialidad de la actividad local.
La comercialización requiere que el algodón en rama sea transformado en algodón en fibra mediante el desmote. Las desmotadoras, máquinas especializadas en el proceso - sólo dos de propiedad de los principales compradores y una tercera que se suma al abuso - truecan el servicio de desmote que los agricultores requieren para quedarse con la pepa y la pasta, remanentes del algodón, y que tienen un alto valor, pues son insumo para la industria conexa del aceite y del alimento para ganado. El servicio de desmote es un instrumento para imponer un precio bajo por la obtención de la pepa y la pasta, y un factor decisivo en el precio final del algodón que se paga a los agricultores.
Los sistemas de intercambio son del Siglo XVIII, pues la entrega del producto a las desmotadoras se mide por “cargas” que es la cantidad de algodón que se transporta en las alforjas que cargan los nobles burros. Con las equivalencias imprecisas, los productores no reciben el precio que corresponde a la verdadera cantidad del algodón que entregan a las desmotadoras.
El sistema está organizado para que la industria obtenga sus insumos principales, algodón, pepa y pasta, a precios ínfimos. El precio del PIMA alcanza los US$ 80,00 por qt., mientras que el precio internacional de un producto de menor calidad bordea los US$ 150,00 por qt. Las ganancias abusivas son para la industria, mientras que los precios ínfimos – que no cubren los costos y no incentivan la modernidad – son para los agricultores.
El algodón PIMA no se cotiza a nivel internacional, pero los de calidad similar cuestan casi el doble. El sentido común dice que los costos de transporte y nacionalización debieran hacer que la industria adquiera el algodón importado a un precio mayor y que mayor sea también el precio por el algodón PIMA nacional, que es un producto escaso y mejor. Sin embargo, la industria impone un precio menor. El otro factor de distorsión es el precio irreal que se paga por el algodón subsidiado de los Estados Unidos que ingresa para ser mezclado con el algodón local.
Las autoridades no han sido capaces de dar solución a este problema. Por el contrario, han protegido a los grupos de poder económico que matan el algodón PIMA. En cambio, el reconocido cantante Miguel Bosé, de visita por Lima, es un abanderado de la defensa de los algodoneros y un entusiasta difusor de sus calidades en el mundo. Bosé ha denunciado la injusticia de este “mercado”, ha puesto en evidencia el abuso de poder y la concertación de precios contraria al interés económico general, exhortando por un comercio justo. ¿Estará alguien en el gobierno dispuesto a hacer cumplir la ley e intervenir para salvaguardar este producto insignia del Perú?

Comments

2 Comments

RSS
daverlyn dijo...

no sabia que esto estaba pasando con una de las mejores fibras que tiene el peru.¿por que siempre parece que no nos interesa lo nuestro o al menos hasta que chile diga que el algodon pima de ellos es mejor recien reaccionaremos?

eduardo zarauz dijo...

siendo un producto bandera el algodón Pima y las desmontadoras las que propiciaeían su ruina, qué espera el gobierno para tomar cartas en el asunto. Sería buena idea que el estado instale una desmontadora y pague los precios justos a los agricultores.Lo demás caería por su propio peso.

Actualidad Económica del Perú

Aportando al debate con alternativas económicas desde 1978

Archives