¿Realmente cayó tanto la pobreza?

miércoles, 28 de mayo de 2008



Escribe Juergen Schuldt

No es necesario ser un experto para darse cuenta que la pobreza no puede haber disminuido tanto el año pasado. Pero eso solo nos lo dice el sentido común, la experiencia histórica y los análisis comparativos, por lo que no demuestra nada. En cambio, creemos que sí sería muy sencillo señalarle a los expertos del INEI que sus cifras exageran –quizás solo levemente- la reducción de la pobreza en el país, especialmente de la pobreza urbana total y de la pobreza urbana extrema. Hay que ser muy ingenuo para no darse cuenta de la simplificación (¿truco?) que han utilizado los técnicos para llegar a esos resultados tan optimistas.

Para ello basta una lectura en diagonal del Informe del INEI [1], el que nos da una de las claves para ello. Fíjense en el truculento supuesto que han adoptado para determinar la pobreza urbana (tal como se consigna en las páginas 3, 18 y 26): ¡Todos los ingresos y gastos de las 25 ciudades se han deflactado en base al IPC de Lima Metropolitana! Aunque usted no lo crea.

La falla es evidente, especialmente para el caso de la pobreza total urbana, ya que el IPC de Lima Metropolitana aumentó en 3,9% el año pasado, con lo que resultó ser la inflación más baja de todas las ciudades (véase cuadro adjunto). La inflación ‘nacional’ (urbana) fue de 4,9%, mientras que las de las otras 24 ciudades fue de 5,4% (ver Nota). Lo que significa que, dado que el aumento del IPC de las otras 24 ciudades para las que se tienen datos fueron mucho mayores -en 1,5 puntos porcentuales en promedio- que el de Lima, se puede concluir que ¡el valor de sus gastos e ingresos reales están notoriamente sobrevaluados en las grandes ciudades del país (excepto Lima)! Lo que quiere decir que la reducción de la pobreza total urbana ha sido burda o levemente exagerada [2].

La situación puede ser aún más grave en relación a los cálculos de la disminución de la pobreza extrema en las ciudades, ya que la componente del IPC que más aumentó en las ciudades es la referida a los ‘alimentos y bebidas’. De manera que la pobreza extrema urbana debe haber disminuido aún menos que la pobreza total de las ciudades. Que útil sería que el INEI también publique los índices del IPC de ‘alimentos y bebidas’ (y sus demás componentes) para las principales ciudades del país.

Si todos los expertos de instituciones de enorme prestigio en la materia -que han apoyado al INEI en este empeño- han cometido este error o simplificación elemental (lo que sencillamente no podemos creer), cuántos otros no estarán escondidos por ahí. Lo veremos cuando se disponga de los datos completos de las encuestas, tal como lo ha prometido el INEI.

Por lo pronto, bastará concluir que la notoria reducción de la pobreza durante el año pasado, que todos valoramos, se debió al crecimiento económico, a las políticas sociales, a la emigración masiva al extranjero y... a la magia estadística, por más pequeña que esta sea. La cuestión está en ver la importancia relativa que ha tenido cada una de estas ‘determinantes’ para haber logrado disminuir la pobreza tan espectacularmente.


Dicho sea de paso, el director del INEI ha reconocido públicamente que los datos de inflación de las 24 principales ciudades del país (aparte de Lima Metropolitana) son correctos, de manera que no hay excusa alguna para no haber hecho uso de ellos para deflactar los ingresos/gastos de las zonas urbanas. Nótese que si el INEI hubiese adoptado -lo que probablemente sea el caso, aunque no lo dice explícitamente su Informe- la inflación promedio anual de Lima Metropolitana para deflactar (en vez de la de diciembre/diciembre como hemos supuesto aquí), la discrepancia entre la inflación de Lima y las de las demás ciudades en 2007 sería algo menor (en general, pero no en algunos casos particulares). En cambio, en lo que a los ámbitos rurales se refiere, deflactar gastos e ingresos en base al IPC de Lima-Metropolitana bien puede ser una proxy hasta cierto punto justificable (en especial para el año 2007)... mientras no se disponga de los datos pertinentes.

Fuente: INEI, Indice de Precios al Consumidor a Nivel Nacional, Informe Técnico no. 2, enero 2008 (Cuadro 11).

Nota: sobre la inflación urbana del resto del país (excluída la de Lima-Metropolitana):

0,3*3,93 + 0,7*x = 4,94; es decir, x = 5,37%.

***

RECTIFICACIÓN:

Todo lo afirmado en este texto aparentemente es erróneo, ya que -como ha señalado Javier Herrera por intermedio de Pedro Francke- se ha calculado "el reajuste de precios no de los cálculos del IPC del INEI, sino de precios obtenidos de la propia encuesta dividiendo gastos entre cantidades". Además, se utiliza la inflación promedio y no la de diciembre-diciembre.

El error que he cometido probablemente se debe al hecho que en el Informe del INEI se dice que:

a. Para obtener los valores reales han utilizado "el IPC general de Lima Metropolitana" (p. 3). Esto se vuelve a confirmar en el Cuadro 09 (p. 26) en que se indica que los valores del gasto se presentan en soles constantes con Base en el año 2001, a precios de Lima Metropolitana.

Eso significa, entonces, que la institución posee un IPC que publican y otro, bastante más valioso, que no dan a conocer (basado en un mucho más preciso cálculo basado en la división de gastos entre cantidades obtenido de las encuestas de hogares) y que existiría desde 2001.

b. La población de referencia nacional "se construyó a partir de los gastos per cápita deflactados espacialmente (a precios de Lima Metropolitana... sic" (p. 18).

Debe tranquilizarnos entonces, ya que se dice que la inflación de Lima coincide con (o es muy parecida) a la del resto del país.



[1] INEI, La pobreza en el Perú en el año 2007, Informe Técnico, mayo 2008. Ver desde el recuadro “Cifras de Pobreza 2007 “, en: www.inei.gob.pe/

[2] Ojalá algún estudiante se anime a hacer los cálculos de la pobreza urbana total, ajustando ingresos y gastos a la inflación de las principales ciudades, para lo que se poseen los datos relevantes; no así para la pobreza urbana extrema, ya que no disponemos de los datos de ‘alimentos y bebidas’ para las 24 ciudades que sí disponen de cálculos del IPC.

Comments

3 Comments

RSS
Econ. Pedro dijo...

Es imposible que la Pobreza disminuya si no hay aumento de sueldos y salarios , o han sido menores que la inflacion, lo que pasa como dijo matuck se han llenado del 6% al 8% de las encuestas que no ham sido respondidas , historicamente el % de no respuestas es 15%, ahora coicidentemente se ha reducido a 6%Mas facil para el pueblo de cada 100 encuestas de Pobreza 15 no se responden , y la magia o mafia de estas 15 vacias se han llenado 6a8 entonces ¡hooooo ho ho maravilla se redujo la Pobreza 5.2%¡.los paises desarrollados en promedio han reducido la pobreza de 1 a 2% anual.
Como economista con las mismas cifras y metodologia del INEI , indice de las Peyres,y el Boletin Mnesual para Arequipa del INEI he calculado la Canasta Basica Alimentaria para Arequipa a Diciembre 2007 en S/650 y de julio 2006 a diciembre 2007 esta Canasta Alimentaria ha subido 26%, y el sueldo minimo subio 10% , y de los trabajadores sindicalizados por ley se les aumenta de acuerdo al IPC de Lima Metropolitana para el periodo no mas del 6% los no sindicalizados no han tenido aumento, magos ?como se ha reducido la Pobreza? com magia o mafia?
Economista Pedro Ramos Rosas de Arequipa, correo p.ramos27@yahoo.es , integante del Circulo de Estudios Arequipa.

Econ. Pedro dijo...

Es imposible que la Pobreza disminuya si no hay aumento de sueldos y salarios , o han sido menores que la inflacion, lo que pasa como dijo matuck se han llenado del 6% al 8% de las encuestas que no ham sido respondidas , historicamente el % de no respuestas es 15%, ahora coicidentemente se ha reducido a 6%Mas facil para el pueblo de cada 100 encuestas de Pobreza 15 no se responden , y la magia o mafia de estas 15 vacias se han llenado 6a8 entonces ¡hooooo ho ho maravilla se redujo la Pobreza 5.2%¡.los paises desarrollados en promedio han reducido la pobreza de 1 a 2% anual.
Como economista con las mismas cifras y metodologia del INEI , indice de las Peyres,y el Boletin Mnesual para Arequipa del INEI he calculado la Canasta Basica Alimentaria para Arequipa a Diciembre 2007 en S/650 y de julio 2006 a diciembre 2007 esta Canasta Alimentaria ha subido 26%, y el sueldo minimo subio 10% , y de los trabajadores sindicalizados por ley se les aumenta de acuerdo al IPC de Lima Metropolitana para el periodo no mas del 6% los no sindicalizados no han tenido aumento, magos ?como se ha reducido la Pobreza? com magia o mafia?
Economista Pedro Ramos Rosas de Arequipa, correo p.ramos27@yahoo.es , integante del Circulo de Estudios Arequipa.

Gonzalo dijo...

El grave error del gobierno es seguir creyendo que para reducir la pobreza, ya sea urbana o rural, basta con que se siga produciendo el maravilloso Crecimiento Económico, término casi idolatrado en la última temporada. Y bueno, quizás sea cierto, el PBI crece y crece, nadie lo niega; pero la pregunta es: ¿en manos de quién terminan los ingresos resultantes del proceso productivo?

¿no es acaso en manos de las empresas y los inversionistas? ¿se tiene presente el porcentaje del PBI que representa el total de los ingresos obtenidos por las transnacionales instaladas en nuestro país, sobretodo en sectores generadores de riqueza por excelencia como la minería e hidrocarburos?

El grave problema es que estas entidades obtienen grandes dividendos producto de su actividad en nuestro territorio, pero sigue siendo mínima la cantidad que de ese porcentaje toma el Estado por concepto de impuestos directos! y eso incluso considerando el cánon y las regalías.

La misma Pilar Nores reconoció en su exposición sobre los niveles de pobreza y cohesión social en el marco de la cumbre ALC-UE, que un problema en el Perú es que la mayoría de sus recaudaciones son producto de impuestos indirectos, y para colmo no-redistributivos.

Es por eso que invertir en el Perú para cualquier empresa extranjera es un negocio redondo! si a eso sumamos además la escasa cultura de consumidores dignos que tenemos los peruanos a comparación de otras realidades donde a las empresas no se les deja pasar ningún abuso contra los usuarios y/o consumidores finales o intermedios; y el tema de los derechos laborales, que está ahora un tanto más regularizado que en décadas atrás.

Si no hay Redistribución de las rentas no es posible transformar al CRECIMIENTO en DESARROLLO, económico y social; y si el crecimiento se queda sólo en eso, entonces nunca veremos un progreso ponderador, inclusivo, descentralizador, integrador y hasta pacificador en la tan convulsionada sociedad con que contamos. Crecimiento con Desarrollo, sumada la Redistribución, son factores clave en este juego.

Actualidad Económica del Perú

Aportando al debate con alternativas económicas desde 1978

Archives