Coca y Cocaleros

viernes, 27 de abril de 2007

COCA & COCALEROS: PDA = PDAA

Escribe Hugo Cabieses

________________________________________________________________________

Al final de la pirotecnia mediática, se abrirá una mesa de diálogo con los agricultores cocaleros. Ha sucedido así en los 14 conflictos cocaleros que se han producido desde 1999. Pero me preocupa que a esta mesa el gobierno no lleve nuevas propuestas sino más de lo mismo. El "Plan de Desarrollo Agrario para las Zonas Cocaleras 2007-2011" por US$ 83 millones promulgado el 20 de Abril (RM Nro. 275-2007-AG), es lo mismo que hacen desde hace 20 años, tanto la Agencia de Desarrollo de Estados Unidos (USAID) como la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). El Programa de Desarrollo Alternativo (PDA) ha tenido pequeños éxitos, pero enormes fracasos, sin que se haya realizado una evaluación seria e independiente de lo realizado. Considero grave que se repitan los errores estratégicos del PDA.

Es saludable que el ministro considere junto con los cocaleros, que el "problema" de la coca es agrícola, pero mi objeción central al Plan es que se trata de promover monocultivos de exportación para cumplir con una fórmula equivocada: coca = cocaína = US$ = exportación. Por lo tanto, se debe ubicar un producto exportable que reemplace a la coca. Esta estrategia no tiene viabilidad agro-ecológica en zonas de selva alta. Pero además, no tiene sostenibilidad económica más allá de algunos pocos años ya que "el suelo no aguanta".

El Plan impulsará el quinteto anti-ecológico de "cultivo motor de exportación": café, cacao, palma aceitera y palmito, sin contar el arroz que es de consumo interno y el sacha inchi que considero interesante para mercados nacionales. La coca para el "narcotráfico" – no la cultivada tradicionalmente - es el sexto cultivo anti-ecológico que se quiere sustituir. Pero su erradicación provoca tanto o más efectos medio-ambientales negativos que los productos estrella del PDA. A esto se agrega ganadería mayor, reforestación en plantación de especies "rentables" y caña de azúcar para bio-combustibles. Las vacas "pisan" la ecología y tumban bosques para pastos. La caoba y el cedro son para los nietos de los agricultores. Plantar para bio-combustibles como quieren los presidentes Bush y Lula significa cambiar alimentos por "gasolina verde". Con todo esta Plan, tendremos la mejor contribución para que el Perú sustituya cultivos de coca por calentamiento global.

El camino para la selva alta es otro: 1) evaluación seria e independiente de lo realizado hasta ahora con el PDA; 2) catastro y empadronamiento de agricultores cocaleros y no cocaleros para apoyar su organización gremial y empresarial; 3) consulta con los agricultores y profesionales que conozcan los límites agropecuarios de selva alta; 4) estrategia orientada principalmente a mercados locales, regionales y nacionales; 5) sostenibilidad alimentaria, basada en biohuertos (vitaminas y calcio) y minigranjas (aves menores y cuyes) junto con acuicultura (no tilapia, sino paco, gamitana, paiche y caracol) y zoocriaderos (picuro y ronsoco), para proteínas y nutrición familiar; 6) agro-forestería en pequeña producción con agricultura orgánica (biol y cobertizos) y siembra por contrato, crédito campesino supervisado y asistencia técnica en la chacra; 7) programa de desarrollo forestal con especies de corta y mediana maduración y no maderables como castaña y caucho, asociado con acuicultura, apicultura y ovino de pelo (no vacas); y, 8) ecoturismo y turismo vivencial sustentable, articulado a cadenas de valor locales.

La exportación agrícola para selva alta es una quimera y hay que decírselo a los agricultores con todas sus letras, desandando lo andado. Nuestra principal riqueza exportable es la biodiversidad de estas zonas, el ecoturismo, el manejo integral y sostenible de los bosques - no su tala y quema para productos de exportación -, la captura de carbono y los fondos disponibles para ello. Insistir en el PDA impulsado por USAID y ONUDD en los últimos 20 años, además de continuar "adictos al fracaso", es impulsar la eclosión ecológica y un verdadero Plan de Destrucción de la Agricultura Amazónica (PDA) en reemplazo de los cultivos de hoja de coca.

Comments

One Comment

RSS
Juan dijo...

Me encuentro revisando el desempeño regional de la selva baja peruana (Loreto)después de casi 20 años, y encuentro que Hugo Cabieses tiene razón. Sin embargo, la estrategia q´plantea es de muy difícil aplicación, a menos que la demanda de los productos nativos señalados vaya mucho más allá del consumo local (y se genere el nivel de excedente para sostenerlo). En cualquier caso, la estrategia requiere de años de maduración, mientras tanto las necesidades de la población involucrada caen en el inmediatismo.

Actualidad Económica del Perú

Aportando al debate con alternativas económicas desde 1978

Archives